Fechar
/home/iqp6fzsh7ogs/public_html/wp-content/themes/sap-diversidade/src/assets/img/logo-es_ES.svg

SANTIAGO muro por SEBA CENER

Desenmascarando estereotipos

Liliana Pons

Consumer Industries Principal

Para Liliana trabajar en una empresa que promueva la diversidad es fundamental. Cuando tenía once años, su padre tuvo un infarto y quedo hemipléjico. Este incidente cambiaría para siempre sus vidas y le haría ver el mundo con ojos distintos. A más temprana edad que otros, Liliana descubrió los estigmas que la sociedad le impone a cualquiera que se aleje de aquello considerado como estándar.

Después del infarto, la madre de Liliana tomó las riendas. “Nuestra familia era muy tradicional y se vio forzada a asumir un nuevo rol que estaba más allá de lo prescrito por la sociedad”, recuerda. La madre de Liliana se hizo cargo del negocio de su esposo y luchó por garantizarle a sus hijos la mejor educación que tuvieran al alcance.

Así fue como Liliana descubrió cómo son realmente las mujeres fuertes y aprendió que las limitaciones de género sobre las que había escuchado antes no eran reales.

No está bien educar a las niñas para que sean vulnerables. Eso es exactamente lo que las hace vulnerables cuando son adultas, como se puede ver en el aumento de feminicidios en América Latina. Ese es el problema con estereotipos.

En su familia nunca se hizo distinción alguna entre ella, su hermana y su hermano. Se convirtió en una fuerte partidaria de la igualdad de género. Aunque todos eran iguales en su familia, rápidamente se dio cuenta de que en el mercado laboral era bastante distinta la situación. Liliana encontró la manera de ayudar a cambiar esa realidad a través de Business Women’s Network, una red de empleados de SAP que aborda la equidad de género en el lugar de trabajo y ayuda tanto a crear como a mantener un ambiente inclusivo para hombres y mujeres.

Arrastrá el mouse para ver las fotos del antes y el después del muro de Liliana.

En Chile la red vio la luz a finales del 2016. Actualmente están en el proceso de examinar la desigualdad y delinear un plan de acción. Además, planean trabajar con otras empresas para compartir practicas óptimas y adoptar campañas de concientización sobre la materia.

En su vida personal con su esposo e hijos la igualdad es también la regla.

Siempre me sorprendo cuando escucho a la gente decir que mi marido es tan lindo por ayudarme con las tareas del hogar. Somos pareja. Él no “me ayuda a mí”, todo es equitativo entre nosotros.

Como sus padres hicieron cuando ella era una niña, Liliana no hace ninguna distinción entre sus hijos Sofía, Tiago y Agustín. Todos tienen las mismas responsabilidades y juegan con los mismos juguetes. Además, siempre discuten la igualdad y el respeto a las mujeres.

Otra experiencia que enriqueció las ideas de Liliana acerca de la diversidad fue un cambio de panorama. Nació en Buenos Aires, Argentina, y se mudó a Santiago, Chile, en 2009. “Aunque Chile no está muy lejos de Argentina, nuestras culturas son bastante diferentes. Tener sensibilidad cultural nos ayuda a crecer”, afirma. Sus hijos van a una escuela secular internacional e interactúan con diversos tipos de personas.

Liliana ha trabajado para SAP los últimos dieciocho años. “La diversidad cultural es de máxima importancia. Hablamos con colegas y clientes de todo el mundo. Hay una gran apertura para diferentes personas y situaciones. Uno nace en cierto país con cierta cultura. Después uno se da cuenta de que el mundo es mucho más grande y tan diverso”, dice con la esperanza de que esta diversidad se llegue a ver reflejada en diferentes esferas, tanto dentro como fuera del mercado laboral.

Dirección del grafiti: Av. Salvador, 1843 - Ñuñoa | Santiago, Chile